Preguntas Frecuentes Cuidado de Mayores

Porque nuestro objetivo prioritario es satisfacer las necesidades de nuestros clientes y proteger sus derechos e intereses para que tengan una relación laboral exitosa. Contaran con orientación durante todo el proceso del programa, desde antes de iniciarlo hasta su finalización. Tratamos de ajustar los perfiles para que las necesidades y expectativas de ambas partes puedan ser cubiertas. Si quieren cambiar, nosotros respondemos con eficacia ofreciéndoles la mejor alternativa. Estamos disponibles para nuestros clientes, de forma continuada. Además, contamos con un teléfono de emergencia activo las 24 horas del día todo el año.

Cuando buscamos un cuidador, es muy común que alguien nos recomiende al familiar de alguien que sencillamente “busca un trabajo”. Y esto da paso a abrir la puerta de casa a una persona sin saber realmente ni su identidad real.

En Agavi World sabemos a quién se va a contratar, disponemos de su documentación, confirmamos su formación y su experiencia. Hablamos con sus antiguos empleadores. Y nuestros expertos en selección determinan si son compatibles con el perfil que solicitas.

Los Empleadores son los contratantes, la Agencia se encarga todos los trámites de búsqueda y gestión en su nombre.

Ser Cuidador es un trabajo y por lo tanto debe ser regulado por la ley. El empleador es responsable de realizar los contratos. En caso de no dar de alta a un empleado y tenerlo trabajando de forma irregular, pueden recaer sobre el empleador sanciones económicas que oscina entre 626 y 6.250 €.

No dar de alta a tu cuidador en la Seguridad Social para ahorrarte dinero, se trata de un error que puede tener graves consecuencias. En Agavi World nos preocupamos por gestionar los trámites para que la contratación sea algo sencillo. Y no trabajamos de otra forma, solo dentro del marco legal.

Se le da de alta como empleado del hogar. Además, es muy conveniente formalizar el contrato por escrito, se puede elegir la modalidad de indefinido o temporal y dentro de estos dos modelos a tiempo completo o a tiempo parcial. Se habilita por parte del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Asimismo, Se puede fijar un periodo de prueba, que no puede superar los dos meses.

Depende de las horas que trabajen al mes. Si son menos de 60 horas mensuales, el trámite de alta, baja y de las variaciones en afiliación las puede formalizar el empleado del hogar si así lo acuerda con su empleador. En caso contrario, es el empleador quien debe tramitar el proceso de alta, así como las variaciones y baja.

En esos casos, el empleador debe tramitar su inscripción como empresario mediante modelo T6-0138. Y seguidamente, realizar el alta del empleado del hogar en otro modelo TA2-0138.

El coste de contratar a una persona y darle de alta a la seguridad social, depende de las horas de contratación mensual por lo que no dudes en consultarnos para que te podamos hacer un presupuesto a medida. Contacta con nosotros dejando tus datos en el formulario y te asesoraremos.

Ofrecemos cuidadores desde un mínimo de 4 horas para servicios temporales o puntuales, asimismo para servicios continuos ofrecemos desde 15 hasta 40 horas a la semana.

Una cuidadora es una profesional del cuidado con formación y experiencia. Una cualificación que debe gozar del reconocimiento del empleador y de la sociedad en general.

Su papel principal es encargarse de cuidar del mayor a su cargo, ayudándole a realizar sus actividades de la vida diaria y a mejorar su calidad de vida. Son responsables de generar un ambiente agradable y seguro para nuestro familiar.

Esto implica que las tareas domésticas deberían ser una parte menor de su trabajo. Y siempre derivadas del cuidado de la persona a su cargo. Por el contrario, no son responsabilidades del cuidado el resto de la familia, de forma que la limpieza del hogar general o la compra del supermercado para toda la familia no entra dentro de las cosas que debamos solicitar.

No existe por defecto, aunque como en cualquier relación laboral se puede solicitar. En nuestras labores de mediación recalcamos a nuestros candidatos la importancia de la discreción en su trabajo.

Tiene los mismos derechos que cualquier otro trabajador, vacaciones, subsidio por enfermedad, días por asuntos propios, etc. Sin embargo, su trabajo no cotiza para el desempleo por lo que en caso de despido no tendrá derecho a paro.

En las situaciones en las que el cuidador debe pedir la baja por enfermedad existen una serie de peculiaridades a destacar. En estos casos, el empleador solo pagará el 60% de la base regulatoria diaria entre los días 4 y 8 de la baja. El resto de los días le serán devueltos cuando tenga que abonar los impuestos.

Por otro lado, el cuidador también tendrá derecho a una liquidación y finiquito cuando la relación laboral cese. Si el cuidador es el que decide restringir el contrato, recibirá 12 días por año trabajado con un límite de 6 mensualidades.

Si, por el contrario, es el empleador el que decide acabar con la relación laboral y se considera un despido improcedente el cuidador recibirá 20 días por año trabajado.